martes

Cambios

A veces están buenos los cambios. A veces son necesarios. Tal vez nos pegan bien, o tal vez no, nadie sabe hasta que ocurre, hasta que pasan, hasta que algo cambia, o cambiamos. No es algo que podamos predecir.
En 8 meses voy a estar viviendo en un lugar totalmente diferente, voy a tener diferentes horarios, una habitación diferente, los colores de mi cuarto ya no van a ser los mismos, ya no va a ser mi cama, ya no va a ser mi tele. El clima va a ser diferente, los sonidos también van a cambiar, ya no voy a escuchar a Aki ladrar, ni a Tomy rasguñando la puerta para entrar, ni a Lulú mordiendo algo. No voy a escuchar el ruido de las hoyas y los platos un sábado a la mañana. No voy a poder llamar y pedir que me busquen o que me lleven a comprar una peli o comprar helado, ya no me van a ir a buscar a ingles, no voy a tener que esperar a la salida de la escuela. Voy a extrañar que me digan "guarda los platos!" y van a extrañar mi "Ya voy!" que es eterno, porque tardo años en hacerlo, cuelgo.
No voy a poder juntarme con las chicas por mucho tiempo, no vamos a pelearnos por quien duerme abajo o arriba en la casita mágica, no vamos a poder comer como chanchas, hacer previas juntas, estar juntas en un grupo de trabajo, ni tampoco compartir el día a día. Va a ser muy raro que nos hablemos por skype de vez en cuando, nos llamemos una que otra vez, y con suerte que nos veamos. 
Ya no voy a poder esperar a mis sobris los domingos que vengan a acostarse conmigo a mirar una peli mientras papá hace el asado, y de paso zafar de poner la mesa. Ya no voy a estar los domingos de familia. Ya no voy a elegir los gustos de helado. Ya no voy a tener que pelear con mi hermano por quién va a comprar la coca, o por quién se comió el chocolate que estaba en el ropero. Ya no vamos a pelear por quien no contesta el teléfono, no voy a escuchar "Vino alguien!". Ya no les voy a preparar memes a los peques. Y no voy a estar para el primer cumple del bodoque.
En 8 meses voy a tener que adaptarme a muchísimas cosas nuevas, a un lugar nuevo, a horarios nuevos, a gente nueva, a un clima diferente, adaptarme a extrañar, adaptarme a estar lejos, adaptarme a no estar más en mi círculo de confianza, entre mi familia y mis amigos, arriesgarme a perderme cosas, a alejarme de gente que no quiero. Voy a tener que adaptarme a cambiar. Y para eso tengo que estar dispuesta.



Esa nota la escribí el 17 de Julio de 2013, para ser exacta. En ese momento estaba a 4 meses de distancia, de tiempo, de cosas, de abrazos, besos, caricias, charlas, mates, de hoy. En esos cuatro meses pasaron millones de cosas, y otras tantas que no.
Hoy, 12 de Noviembre de 2013, estando a 4 días del viaje de egresados a Camboriú, a 24 días del egreso, a 38 días de cumplir 18 y a 2 meses y 18 días de irme a La Plata, me doy cuenta que el tiempo pasa volando, y que muchas veces no lo disfrutamos.
Me doy cuenta que crecemos, "maduramos", nos egresamos del secundario, y dejamos atrás una de las etapas mas lindas de la vida, y junto con el egreso dejamos atrás el lugar, o tal vez no lo dejamos atras, lo dejamos de lado, porque tenemos que seguir, y crecer, y realizarnos.
Que lindo sería volver a empezar 5to no? Tener la oportunidad de disfrutarlo una vez más. Volver a tener esas discusiones por el nombre, por el color del buzo, por las fiestas, reírnos de Bari "Bari de Italia, no Bari de Bariloche eh!" reírnos de Luisito, pobre, como  lo descansamos... Sería genial empezar cuarto en realidad, pensar que cuando vi el curso 4to medios pensé "que mezcolanza de gente por dió" y hoy, mas allá de los roces, las diferencias y la afinidad que tengo con cada uno, podría decir que los quiero, y puedo asegurar que los voy a extrañar. Aprendí a convivir con cada uno de ellos, aprendí a aceptarlos como son, con sus pros y sus contras, con sus malos y buenos ratos, con sus mañas y sus reproches, con su humor, sus miedos y sus alegrías, aprendí a escuchar y también aprendí a gritar encima de otros, aprendí que cada uno tiene su manera de pensar, que todos somos diferentes, pero que mas allá de todo, todos somos quinto y que los 29 somos Medios Fest.










1 comentario:

  1. Me llenaste los ojos de lágrimas con esta entrada! Me encantó

    ResponderEliminar